menu
Audacia Abogados
_atributos.espanyol
Fondo de imagen

Qué es un contrato de seguro.

Entérate como es tu contrato de seguro!

Qué es un contrato de seguro.

¿Problemas con su seguro?

Es frecuente pagar un seguro, sin conocer las condiciones contratadas, ya que la compañía aseguradora no ha puesto a nuestra disposición la póliza concertada. La situación, aún puede agravarse, cuando, por ejemplo, no podemos elegir nuestro seguro de hogar, ya que nuestro banco nos ha impuesto contratar un seguro para poder obtener una hipoteca con ellos con un mejor diferencial, pero pagando más y quizás, una póliza menos completa que otras del mercado.

Ante estas situaciones u otras que supongan un problema con tus compañías aseguradoras, pueden acudir Audacia Abogados, obtendrán información y asesoramiento sobre sus derechos.

¿Qué es un contrato de seguro?

El artículo 1 de la Ley de Contrato de Seguro, de 8 de octubre de 1980 define contrato de seguro como aquél por el cual el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y en el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurador y a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas. Existen distintas categorías de contrato de seguro: de hogar, de accidente, de transporte, de vida, de salud, de robo, etc.

Todo usuario debe tener claro que tus derechos comienzan desde la firma del contrato, y para ello es conveniente a la hora de contratar, asesorarte por un abogado. En Audacia Abogados, podemos ayudarte y asesorarte con las condiciones que se pretenden pactar, así como los riesgos o consecuencias que se puedan derivar de las mismas. Además, es adecuado conocer que tienes el derecho a elegir la lengua de redacción de las condiciones, así como el derecho de obtener la póliza donde se establezcan todas las coberturas pactadas.

¿Qué condiciones se establecen en un contrato de seguro?

Las coberturas que se implantan en la póliza, se definen y se especifican a través de las condiciones. A través de las coberturas, asume la compañía aseguradora el compromiso de indemnizar al asegurado o a sus beneficiarios, hasta un límite económico pactado.

En cualquier seguro las coberturas, son lo más importante a tener en cuenta a la hora de contratar. Hay que tener en cuenta los riesgos que corremos y cuál es la mejor cobertura a contratar para la indemnización de posibles siniestros. Para ello la mejor opción es contar con Abogados especialistas en la materia.

En un contrato de seguro pueden existir dos tipos de condiciones, las generales y las particulares.

-       Las condiciones generales, son las cláusulas ya redactadas previamente por la compañía de seguros y que, habitualmente, se establecen en todos los contratos de una misma categoría, como puede ser los seguros de hogar.

-       Las condiciones particulares, son aquellas que no se aplican en masa para una categoría de contratos, sino que se redactan expresamente para el contrato de seguro en concreto que el tomador va a suscribir. Por su carácter individual, se aplican con preferencia a las condiciones generales, además de que pueden modificar estas últimas, como por ejemplo los límites de la cobertura.

Ahora bien, es importante que no confundir las condiciones establecidas en un contrato de seguros, con los apéndices o suplementos.

Los apéndices o suplementos son documentos que modifican lo que ya habíamos pactado anteriormente, es decir, son modificaciones posteriores a la fecha de formalización del contrato. Deben de formalizarse por escrito y ser firmados por las mismas partes contratantes del seguro o por sus representantes.

Debemos de tener en cuenta que es cierto que no todas las circunstancias están cubiertas por nuestros seguros, por ello es conveniente asesorarte por Audacia Abogados, especialistas en la materia, antes de pactar el contrato de seguros, para contratar aquellas condiciones que establezcan una mejor cobertura a nuestra situación personal e individualizada, para que podamos evitar la situación habitual, de llevar años pagando la póliza de un seguro y cuando llega el día, en el cual se produce un siniestro, la compañía de seguros no responde, o recibimos una escueta respuesta, o directamente nos dicen que el siniestro no está cubierto por nuestra póliza.

Llama a tus abogados en Torrevieja, e infórmate.

Otras Categorías

Otras Tags


Volver al principio Volver al principio